PLEITOS TENGAS…

21 de Mayo del 2009 a las 14:18 Escrito por Jaime Aguilera

En la facultad nos ponían como paradigma de “paroxismo jurídico colectivo” a la justicia norteamericana. Uno de los ejemplos más sintomáticos era el de la abuelita que había conseguido una indemnización millonaria de un fabricante de microondas. El motivo: se le había ocurrido secar el gatito al que tanto quería metiéndolo a dar unas vueltecitas a 800 Watios. El felino pasó a mejor vida y el abogado de la anciana fundamentó su demanda en que en ningún sitio del libro de instrucciones se advertía de que no se usara el microondas con animales domésticos.
Pues bien, como en tantas cosas, solemos copiar las malas costumbres –las buenas nos cuesta más trabajo-  del imperio norteamericano. La sociedad española está contaminada de una “epidemia judicializante”. Los políticos, la clase que en palabras de Platón debía dar ejemplo en la República, son los primeros en acudir a los tribunales para reforzar sus tesis políticas: bien en verdad que estamos en un estado de Derecho y que los jueces deben velar por unos poderes públicos sometidos al imperio de la Ley; pero eso es una cosa, y otra bien distinta que se quebrante la presunción de inocencia y el presunto ya está condenado de antemano, o que la razón y los argumentos se prostituyan con querellas por injurias y calumnias.
Y qué decir del llamado mundo del corazón –espejo, por desgracia, en el que mucha gente se mira-. El mercadeo de las exclusivas es la cara, y la cruz las querellas por intromisión al supuesto derecho de intimidad, imagen y honor de alguien que, justo antes, ha negociado con este derecho.
 El resultado, como era de esperar, no es otro que una justicia colapsada por culpa de nosotros mismos, por culpa de los usuarios a los que debe servir y brindar, como última instancia, la resolución de conflictos.
 Siempre es mejor, y sobre todo más civilizado, resolver los asuntos entre partes; y si es necesario acudir a un arbitraje rápido y particular. Lo último es hundirse en el pozo negro de un procedimiento judicial en el que muchas veces son todos los que salen perdiendo.
Ya lo decía la maldición gitana: pleitos tengas y los ganes.

Categoria: Artículos |

66 Comentarios

  1. Fernado Correas dijo:

    …”mas vale un Mal acuerdo que un buen pleito”
    Por cierto ya que F correas hacía tiempo que no se despachaba con los refranes:
    “Pleitos tengas y los ganes”
    ….yo lavo muchos pleitos en mi casa despues de comer…
    Un Abrazo.

Deja tu comentario

Please note: Se ha habilitado la moderación de comentarios