HAITÍ

19 de Enero del 2010 a las 13:01 Escrito por Jaime Aguilera

Mi antiguo compañero de colegio mayor, el escritor e investigador Javier Sierra, que ha pasado a ser un malagueño de adopción y residencia, dijo el otro día en prensa que no hay que hacer demasiados planes a largo plazo; que olvidamos que, por ejemplo, una gran parte de Andalucía Oriental tiene un riesgo sísmico elevado. Esta reflexión me dejó un poco meditabundo y otro tanto acojonado.           

Pero ahora que veo por televisión lo de Haití me deja más meditabundo si cabe y el doble más de acojonado.           

Hasta ahora Haítí era para mí el paradigma de contradicción histórica. El primer país de la América Latina que consiguió la independencia. Un país en el que los esclavos consiguen

la República que soñó Espartaco, pero que poco tiempo después es esclavizada de nuevo por

la República que acaba de proclamar libertad, igualdad y fraternidad. Un país en el que quién se revela después no son los esclavos sino los mulatos, pero que poco tiempo después es invadida y sometida por el único país que  declaró la independencia antes que ellos, que es también un poco mulato, y a cuyo tío Sam le entró de pronto mucha hambre por el “jamón” americano que tenía bajo sus pies.
           

Un país que ya no tenia, y que ahora tiene todavía menos, árboles, carreteras,  colegios, hospitales –incluso ahora sin Palacio Presidencial-; pero que ello no ha sido obstáculo para que sus libertadores de declaren reyes, incluso emperadores, jefes de estado, incluso “papás” de todos sus súbditos.           

Un país que, después de este último hito sísmico de su aciaga historia, quizá se deba plantear jubilar a su santa patrona, que no es otra que

la Virgen del Perpetuo Socorro.

            Lo dejo. No tengo ahora número de cuenta para hacer donativos pero voy a ingresar algo en el primero que encuentre.

Categoria: Artículos |

180 Comentarios

  1. carmen lozano mateo dijo:

    Tanto que se ha criticado la conquista y colonización española bajo los distintos puntos de vista de los historiadores, y otros poniendo a los franceses como una maravilla de colonizadores; mira por donde salen ahora nuestros vecinos franceses. A pesar de todo la labor española no fue tan mala como se dice.

Deja tu comentario

Please note: Se ha habilitado la moderación de comentarios